Envío gratis a España en compras de +70€

El poder de la mirada

Poco se habla del poder de la mirada (y de cómo la podemos utilizar los magos a nuestro favor). 👁️

No sé si alguna vez te ha picado una medusa en el mar, pero ahora vas a saber porque todo el mundo tiene pánico a ese animal marino.

En la mitología griega había una criatura que era tan horrible que convertía en piedra a aquellos que se atrevían a mirarla fijamente a los ojos.

Mirada y destrucción, todo en uno.

¿Su nombre? Medusa.

Quizás por eso cuando alguien nos mira fijamente a los ojos nos resulta algo incómodo.

Nos sentimos como amenazados.

Si has jugado con alguien a ver quien aguanta la mirada sin reír sabes del poder que tiene.

Tristan Bernard también lo sabe: «El primer beso no se da con la boca, sino con la mirada».

Parafraseando al señor Bernard, la magia no empieza en las manos, empieza con la mirada.

Si sabes utilizar el poder de la mirada y aprendes a dirigirla vas a conseguir reacciones mucho más increíbles en tu público.

En el libro El diseño como storytelling…

«mirar es buscar activamente y comunicar. Al dirigir nuestra mirada a las personas y a los objetos, señalamos. (…) nuestra mirada es atraída por puntos de intriga, ya sea un agujero en mitad de la carretera o un gato negro que acecha en la oscuridad. Los humanos tendemos instintivamente a buscar la novedad y la sorpresa, porque cualquier cambio en lo que vemos podría ser una señal de peligro o una fuente de placer».

Por eso cuando estás en un bar con alguien y delante tienes una televisión es imposible no mirar de vez en cuando la pantalla cuando hay cambios en la imagen.

«Los cambios motivan el acto de mirar. Nuestra búsqueda continua del cambio impulsa a la mirada a desplazarse de un punto a otro.»

El mundo del cine también ha sabido dirigir nuestra mirada a través de los distintos tipos de plano cinematográficos generando un tipo de narrativa concreta, de sensaciones y emociones.

No es lo mismo un plano general, un plano entero, uno medio o un primer plano.

El director decide lo que quiere que tú veas.

Los magos también hacemos exactamente lo mismo jugando con la mirada, los gestos, la ocultación, el ritmo, la misdirection, etc.

Nosotros dirigimos la mirada del espectador, creamos la película que queremos que vean.

A lo poco que hayas hecho un poco de magia a tus amigos y familiares habrás visto la importancia de orientar la vista hacia donde más te interese.

Los expertos en oratoria recomiendan, en cualquier tipo de presentación o actuación, mirar a los ojos a la audiencia de tal manera que se genere una conexión. Es otra forma de decir “te tengo en cuenta”, “me importas”, “quiero saber cómo te lo estás pasando”.

Practícalo.

Cuando vayas a hacer un truco de magia, antes de empezar, mira a las personas a los ojos, levanta la vista del suelo y conecta con ellas. Hazlo con respeto y te seguirán hasta el final.

Un abrazo con los ojos bien abiertos 😄
Julio Ribera

¿QUIERES MÁS?

Recibe antes que nadie mis mejores trucos, consejos teóricos, ofertas y secretos exclusivos directamente en tu correo electrónico.

Deja una respuesta

RECOMENDADO:

Nuevo

¿Necesitas ayuda?

Además de vender productos increíbles también utilizamos cookies.